31 mar. 2017

El amor puede fallar

Título: El amor puede fallar
Autor: Matthew Quick
Año de publicación: 2017
Género: ficción, romance, contemporánea
Nº de páginas: 384
Editorial: Umbriel

Tras sufrir una gran decepción, Portia Kane decide abandonar a su marido, y con ello, la vida de lujo que llevaba en Florida. Así, se traslada a su ciudad natal, donde recuperará antiguas amistades y recordará al único hombre que la ayudó a creer en ella: Nathan Vernon, su querido profesor de literatura inglesa que tuvo en el instituto.

El señor Vernon la ayudó a creer en ella, a descubrir qué tipo de persona quería ser, a luchar por sus sueños… ¿cómo ha podido olvidarlo? Ahora está decidida a recuperar el contacto con él, pero Vernon ya no es lo que era, ahora vive deprimido y solo tras un traumático accidente en las aulas.

Portia no está dispuesta a rendirse, y así, con la ayuda de una monja de armas tomar, un ex heroinómano, un niño fanático de la música y su acaparadora madre, intentará visualizar un futuro esperanzador…

El amor puede fallar trata de los grandes altibajos de la vida: de las dolorosas y valientes decisiones que necesitamos tomar para llegar a ser lo que estamos destinados a ser.




O P I N I Ó N

Antes de nada, ¡muchas gracias a Umbriel por el envío del ejemplar! Y, ahora sí, vamos a lo que nos concierne. El amor puede fallar, escrito por Matthew Quick (El lado bueno de las cosas) y publicado en 2015 bajo el título Love May Fail, me llamó la atención desde el primer momento en el que lo vi en el catálogo. Fue «amor a primera vista» y, al contrario que en la historia, en mi caso, este amor no me falló

 
El libro comienza con Portia Kane, esposa de un multimillonario productor de cine porno, escondida en el armario de su habitación, a la espera de que su marido entre y se lo monte con una veinteañera. Harta de las interminables infidelidades, Portia sujeta una pistola con la determinación de alguien que quiere acabar con todo. Tan borracha que no hubiera acertado el tiro ni aunque se le hubiera caído el tipo encima. He de reconocer que es un comienzo potente: una mujer tan herida y desesperada que es capaz de contemplar el asesinato. Además, todo ello narrado de una forma sorprendentemente atractiva, cínica incluso. Me atrapó desde el capítulo uno.


Portia se nos presenta como una mujer acostumbrada al lujo. Sin embargo, su infancia no fue tan glamurosa como su vida actual. Ella misma admite que una de las cosas que la empujaron a casarse fue el poder, por fin, tener cosas bonitas. Pensé que iba a tener que leer casi cuatro cientas páginas sobre una materialista consumada, pero me equivocqué. En realidad, Portia no hace más que compensar años y años marcados por la ausencia de su padre y por el acaparamiento compulsivo de su madre. No diría que es frágil, sino que más bien se encuentra en un momento de su vida en el que necesita creer que existen los hombres buenos, que su marido no es la normal general. Sin embargo, si tuviera que describirla en tres palabras, serían: fuerte, valiente y decidida.

Portia vuelca toda está frustración sobre el señor Vernon, su antiguo profesor, quien la hizo creer que podía ser lo que quisiera y que, de hecho, tenía la obligación de hacer todo lo posible por convertirse en la persona que estaba destinada a ser. Muy bonito, sí, pero el señor Vernon sufre un suceso terrible y jura que jamás volverá a pisar un aula. Ahora vive aislado en un bosque junto a su perro tuerto (adorable, por cierto) y un montón de filosofía tan deprimente que abocaría a cualquiera al suicidio. Es un hombre amargado, uraño hasta el punto de que leerle ha sido un desafío. No estoy en contra de los personajes pesimistas, pero sí de los derrotistas. Se niega tercamente a aceptar la ayuda de Portia y es que, al final, los profesores acabamos siendo siempre los peores alumnos.

 
Uno de los personajes que más me sorprendió fue Chuck Bass. Así se llama, no me lo invento. Este es el exheroinómano del que habla la sinopsis, pero no es esto realmente lo que, para mí, define al personaje. Chuck es un profesor de primaria que no encuentra trabajo porque tomó algunas malas decisiones durante su vida y, en lugar de hacer currículum, hizo otras cosas que no quedan tan bien en las entrevistas de trabajo. Ahora es un hombre bueno, de los que Portia busca tan desesperadamente. Tenía la idea preconcebida de que los capítulos narrados por él iban a ser los más deprimentes y claustrofóbicos, centrados únicamente en la obsesión de no recaer. ¡Y qué va! Chuck es muy probablemente mi personaje favorito de toda la novela. Un amor

El amor puede fallar consta de cuatro partes, cada una narrada en primera persona por un personaje: Portia, el señor Vernon, la hermana Maeve (la monja adorable de armas tomar) y Chuck Bass. Las cuatro voces, perfectamente diferenciadas, cuentan su versión y ésta, a su vez, se entrelaza con las de los demás, creando así una historia que puede considerarse o bien un cúmulo de casualidades o bien una obra maestra del destino. En cualquier caso, me ha atrapado sin ser trepidante; siempre ha habido algo que me ha empujado a seguir leyendo. Lo que viene a ser un page-turner, vamos. 

 
En resumen, Matthew Quick nos presenta una historia honesta sobre la montaña rusa que es la vida: un día estás arriba y al siguiente has tocado fondo. El amor puede fallar trata de la perseverancia y la determinación por llegar a ser aquello que estamos destinados a ser. No pasa nada si tropiezas, pero tienes que seguir andando. ¡Muy recomendado!



10 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Creo que este libro lo he visto en alguna librería pero no me llamó la atención tanto como para leer la sinopsis y ahora, al leer tu reseña, creo que podría gustarme. Lo pondré en la lista de deseos.

    Un saludo ^^

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado tu reseña coneja^^me lo llevo apuntado. De este autor leí El lado bueno de las cosas y lo disfruté también bastante. Besos<3

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! ^^
    En cuanto he leído el título me ha llamado la atención este libro. Me ha gustado, porque a mí el amor me ha fallado más de una vez, jaja. Pero bueno, al mal tiempo buena cara. Como bien dices al final de la reseña, la vida es como una montaña rusa, un día estás arriba y otro abajo. Yo me conformo con estar en medio xD
    Me gusta el mensaje que transmite, y todo lo que cuentas sobre él, así que tengo claro que le daré una oportunidad.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola! No conocía esta novela, y la verdad es que por lo que cuentas parece que está bien. Quizá algún día le de una oportunidad.Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Este libro lo estoy viendo mucho por la blogosfera^^ Las fotos te han quedado chulísimas =)
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Conocía el libro de pasada pero tu reseña me ha gustado mucho, no descarto leerlo en un futuro :D

    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola bonita!

    Dios, no sabes cuánto siento haber tardado en pasarme por aquí, con lo mucho que me gusta leerte/comentarte. En cuanto a la reseña del libro, decirte que me ha encantado y que este libro quiero leerlo, aunque de verdad... Me he quedado un poco loca, porque se lo pedí a la editorial y no sé si fue porque aún no estaba publicado o qué que me dijeron que aún no podían enviarlo. Lo intentaré de nuevo en ese caso y me alegra mucho que te gustara la lectura. Y por cierto, bonito mensaje final.

    Besos :)

    ResponderEliminar
  8. Este libro lo tengo por leer, y lo tengo ganas, gracias por apuntarte a nuestro sorteo y muchas suerte!!!

    ResponderEliminar
  9. No lo conocía pero tiene muy buena pinta... es bonito lo que intenta transmitir. Por cierto, tengo que decirlo. Me encantan las fotos!!!
    Besos ^^

    ResponderEliminar
  10. Hola!

    hace días que quería pasarme por tu reseña y no me había dado tiempo, en fin. La verdad es que la portada me encanta y el título está re llamativo... y lo compraría porque el mkt maneja mi vida pero la verdad es que la historia me huele a rotundo cliché, en fin. Gracias por la reseña ❤

    ResponderEliminar