16 abr. 2016

La coneja por el mundo: Oslo


La semana pasada, la coneja (es decir, yo) tuvo la enorme suerte de poder cumplir uno de sus sueños: viajar a los países nórdicos. Me hubiera gustado hacer la ruta completa y poder también visitar Suecia, Finlandia y Dinamarca, pero mi presupuesto de estudiante es bastante limitado y sólo pude ir a Noruega. Sin embargo, aproveché estos tres días y media al máximo. Me traje conmigo un montón de fotos y recuerdos [soy de esas personas que guardan todos los tickets y entradas]. En esta entrada, os voy a enseñar algunos de los rincones más bonitos de la capital. ¡Vamos allá! 


En mi cuenta de instagram, podéis ver muchas más fotos: interiores, detalles, comida, Starbucks, paisajes, etc. ¡No dudéis en seguirme! :)

DÍA 1
Subimos al avión el día 6, después de comer. Cuando llegamos al aeropuerto de Torp, aún era de día, pero tuvimos que coger un autobús hasta la capital y, al llegar allí, ya se había hecho de noche. Así que lo único que hicimos fue deshacer las maletas (que iban a presión), comprar algo de cena, ducharnos y dormir la mona. 

❤  ❤  ❤

DÍA 2
Nos levantamos relativamente pronto, pero somos lentas con ganas para arreglarnos. Esta es la vista que teníamos desde la ventana del hotel. Como podéis ver, lor árboles ya no tenían hojas y estaba nublado (de hecho, llovió todo el día y parte del siguiente, pero eran gotas pequeñas). Hacía bastante frío, pero no llegó a nevar, ¡y me hubiera encantado!


Nuestro primer destino fue Karl Johans gate, que es una de las arterías principales de la ciudad, donde se concentran los comercios, los turistas y las atracciones principales. Era pronto, había buena luz y poca gente, así que pude sacar fotos bastante buenas. 

 

Oslo está lleno de estatuas; esta es normal, pero algunas son bastante más extrañas

Uno de los edificios de la universidad, que recuerda al Museo Británico

El Parlamento

El teatro nacional


Esta calle principal comienza en la estación de tren y acaba en el Palacio Real, un lugar que sigue la estética general: líneas rectas, sencillas y simétricas. Además, ninguno de los edificios de la ciudad supera las cuatro o cinco plantas, lo que proporciona una sensación de homogeneidad únicamente rota por las fachadas de colores alegres que combaten la triste y gris atmósfera de los inviernos nórdicos.
Fachada delantera del Palacio Real
 
Fachada trasera del Palacio Real

Fachada trasera del teatro nacional



La siguiente parada fue la Galería Nacional (Nasjonalgalleriet). La colección no es especialmente extensa, pero tiene algunas piezas muy bonitas. La estrella principal de este museo es El Grito de Munch. Además, también podemos encontrar una habitación bastante curiosa: una escultura de Vigeland preside en el centro, rodeada de taburetes y material de dibujo, para cualquier visitaste que quiera pueda sentarse a dibujarla. La habitación está repleta de estos bocetos. 

La escalera que lleva al primer piso, donde se encuentra la colección


    


Comimos en el Hard Rock Café, que es caro, pero tiene unas raciones generosas y además cuenta con menú de mediodía. ¡Y pude ir a una librería enorme! [Book haul coming soon]. Todo en Oslo tiene los precios por las nubes, incluso más que en Londres, así que os recomiendo comprar la Oslo Pass (por uno, dos o tres días: acceso al transporte público, museos, descuentos, etc.) y buscar restaurantes con menú de mediodía, que suele ser más barato. Por suerte, nosotras nos hospedamos en un apartahotel con cocina, por lo que los desayunos y las cenas fueron bastante baratos.

La siguiente parada fue el ayuntamiento. Este edificio es uno de los más emblemáticos, pero también de los más feos. Miradlo bien, parece sacado de una distopía, ¿o no? Justo detrás, tenemos el puerto, que es un sitio precioso para contemplar el fiordo de Oslo (más modesto que sus hermanos del oeste/norte, pero bonito igualmente). Tuvimos suerte y, en ese mismo momento, estaba saliendo el sol. Al lado del puerto, hay una fortaleza (Akershus Slott) del siglo pasado que tiene unas vistas aún mejores de la costa.
El ayuntamiento parece sacado directamente del Capitolio, no me digáis que no

Esta soy yo haciendo la pava mientras una excursión de chinos estaba esperando para poder hacer sus fotos
Akershus Castle, creo (los noruegos no ponen nombres fáciles de recordar)

Vistas de la costa de Oslo desde Akershus Castle

Una de las visitas obligatorias es la Ópera, un edificio moderno construido sobre el agua que puede visitarse tanto por dentro como por fuera. La terraza está abierta siempre al público. Esta zona forma parte de un nuevo proyecto llamado "The Bar Code" que pretende urbanizar los alrededores con rascacielos vanguardistas y hacer el área más accesible para los turistas y los propios habitantes. 

Se puede acceder al tejado del edificio por la rampa

Esta escultura de cristal y metal está al lado del edificio, sobre el agua también, y es preciosa *^*
"The Bar Code" [el blanco con las ventanas triangulares es mi favorito]
❤  ❤  ❤
DÍA 3
Este fue mi día favorito de todos los que estuvimos. Llovía ya cuando nos levantamos. Por la mañana, fuimos a la península de Bygdoy, donde se encuentran el museo de barcos vikingos (Vikingskipshuset) y el de folklore noruego (Folkemuseet), que consta de una sección al aire libre donde exponen casas típicas de todas las épocas, además de exposiciones interiores. 

      



Antigua oficina de correos
Antigua gasoliera

  

Por la tarde, llovía un poco (de forma intermitente) y hacía un frío que pelaba, pero decidimos coger un barco que daba una vuelta de dos horas alrededor de la costa de Oslo. Fue lo que más me gustó del viaje. Además, en el barco, nos dieron mantas (sin pedirlas, son muy considerados) y pudimos disfrutar de una vistas preciosas con un chocolate caliente. 

Las pequeñas casas que hay pegadas a la orilla son casas de baño y se usaban antiguamente para que las mujeres, que tenían prohibido mostrarse desnudas en público, pudieran darse un baño sin ser molestadas. ¿Quién querría darse un baño en estas aguas congeladas? No me lo imagino. Las casas que hay más arriba siguen una estricta regulación: los colores no se escogen libremente, sino que el ayuntamiento tiene bien controlado este aspecto para mantener la fachada pintoresca de las islas, y es casi imposible comprar aquí una casa, porque pasan de padres a hijos. Del precio, ni hablamos. 






Luego, fuimos al Astrup Fearnley Museet, el museo de arte moderno. No tuvimos tiempo de verlo entero, porque los horarios son muy restrictivos (algunos museos sólo abrían de 11 a 15, ¡sólo cuatro horas!), así que las fotos que siguen son de este día y del siguiente, cuando volvimos para terminar de verlo. Personalmente, no entiendo el arte moderno, pero algunas de las obras eran bastante curiosas (otras, solo feas, ¿para qué mentir?). 

Cientos de cabezas de Tom Cruise (poco conseguidas) se extendían a lo largo del pasillo principal del museo


❤  ❤  ❤


DÍA 4
A estas alturas, nos quedaba poco por ver. Oslo es una ciudad pequeña y habíamos tenido mucho tiempo para explorar. Así que, este día, fuimos al Parque Vigeland. Vigeland es un escultor muy importante y hay obras suyas por toda la ciudad; además, tiene un museo y un parque. Fue muy prolífico, sin duda. No es que me guste especialmente su estilo, pero el parque . En otoño, debe de ser precioso. 







Comimos salmón en un sitio llamado Jensen's Bofhus, una cadena de restaurantes danesa que tiene una comida muy buena, precios asequibles y un menú de mediodía. ¡Perfecto para viajeros! Por la tarde, volvimos al museo de arte moderno, hicimos algunas compras y subimos al Holmenkollen, que es una rampa gigante desde la que se hacen saltos de esquí y otras cosas que me dan mucho vértigo. La pena es que estaba cerrado y no lo pudimos visitar; sin embargo, las vistas y el paisaje eran muy bonitas. ¡Y el paseo en tren nos hizo entrar en calor, que nunca viene mal! 


❤  ❤  ❤

DÍA 5
Por la mañana, recorrimos Karl Johans Gate por última vez, parándonos en los lugares que el primer día pasamos por alto, también volvimos al puerto, compramos algunos recuerdos (¡muy caros, por cierto!) y comimos de nuevo en un Jensen's Bofhus. El autobús que nos llevaba al aeropuerto salía a las cuatro de la estación central, así que no hubo tiempo para más. ¡La vuelta se me hizo cortísima! Me pasé la mitad del vuelo leyendo y la otra mitad durmiendo

❤  ❤  ❤

PROS Y CONTRAS
Oslo tiene cosas muy buenas: hay wifi gratis en casi todos los sitios (estaciones, restaurantes, cafeterías, hoteles, etc.), el transporte es un poco lío pero comunica todas las zonas importantes (nosotras utilizamos taxi, metro, bus, barco y tranvía) y todo el mundo habla inglés (o incluso español, como el recepcionista de nuestro hotel). La gente es amable, nada que ver con los estereotipos del carácter cerrado nórdico, y muy civilizada. Nadie paga cuando sube al bus o al tranvía, porque se presupone que tienes un bono mensual y que no te estás colando por la cara (cosa que en España sería imposible). ¡El metro no tiene ni barreras ni nada!

Sin embargo, también tiene cosas malas: hace frío, llueve y todo es caro. El horario de los museos y las tiendas es bastante restringido. Como ya he dicho, algunos museos solo abren de 11h a 15h y muchos establecimientos, restaurantes y todo, cierran la cocina a las 22.30h como muy tarde (también hay que tener en cuenta que su horario es bastante diferente al nuestro). Abril no es el mes ideal para visitar Oslo; lo mejor es ir cuando hace buen tiempo: primavera y verano es cuando más turistas hay. Otoño también puede ser buena idea, pero el mal tiempo acompañaría seguro. 

OTROS: ARTE Y PÁJAROS
Oslo es una ciudad vanguardista; hay estatuas por todas partes y algunas de ellas son bastante extrañas. Sus colores y formas destacan sobre el paisaje urbano de líneas rectas y simetría que he comentado antes. Estas dos me parecieron bastante simpáticas. La primera es la fusión de un elefante y un pájaro y la segunda no tengo ni idea, pero sonríe y no puede ser mala.


Esto es una tontería, pero tengo que decirlo. Oslo tiene dos ríos y además está al lado del mar, por lo que hay cantidad de pájaros que no tienen ningún respecto por los seres humanos que habitan el lugar (¡malditas gaviotas asesinas!). Sin embargo, son fotogénicos. ¡Soy la loca de los pájaros! Dato curioso: no vi ni un solo gato/perro callejero.






❤  ❤  ❤ 

Esta es la entrada más larga de la historia, ¡pero es que me encanta la fotografía y cuando me voy de viaje me vuelvo loca! De verdad, le saco fotos a todo. Sólo tenéis que ver las fotos de los pájaros... He tocado fondo. Bueno, ¿qué os ha parecido la entrada? ¿Os ha picado la curiosidad? ¡Contadme! 

30 comentarios:

  1. Que maravilla de viaje, las fotos son realmente preciosas ♥
    Besos :)

    ResponderEliminar
  2. Enamorada de esta entrada. Haces unas fotos preciosas y me he muerto de envidia viéndolas jaja.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  3. Hola, que suerte has tenido de haces ese viaje. La verdad es que las imagenes que has subido son super bonitas. A mi tambien me encanta viajar.
    Acabo de conocer tu blog y me quedo por aqui, espero verte pronto por el mio, besos.

    ResponderEliminar
  4. Oye q montonazo de fotooos!! Te han quedado genial, es un viaje precioso y te recomiendo mucho mucho Suecia y Dinamarca, a mi Malmö me encantó y lo mismo Copenhague, tenía un algo especial q solo tienen estos países.
    Me alegra q disfrutaras tantísimo del viaje ^^ me has dado ganas de hacer alguno pronto, jeje

    ¡Un abrazo guapa!

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué bonito Oslo! Me ha encantado el Parlamento ^^
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  6. Qué hermosos edificios, tanto los modernos como los más antiguos. Se ve muy pintoresco. Y si te ha parecido caro, a mí, que soy de sudamérica y en mi país tenemos devaluación, seguro se me haría peor xD Pero una nunca deja de soñar. También amo viajar y mi novio adora la fotografía, así que de vez en cuando nos vamos a dar vueltas por algún lugar.
    Muy hermoso el post.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Hola!!!
    Qué bien que disfrutaste tanto!!! Aunque es una pena lo del frío y mal tiempo :/
    Las fotos son todas preciosas *.* Incluso en la que estás haciendo el pavo jajaja
    Me ha gustado un montón la entrada, me has dado mucha envidia jaja ;)
    Nos leemos, besos ^^

    ResponderEliminar
  8. Wooooohh, tía me ha encantado el post, y las fotos son una autentica belleza, de verdad. Me tiene que decir con que cámara las hiciste o con que programa las retocaste ^^

    Me alegro de que hayas disfrutado del viaje. Envidia muy sana me has dado :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hooooola!
      Muchas gracias <3 Tengo una Canon 550D (es de hace seis o siete años, así que está un poco obsoleta XD, pero funciona como la seda) y utilizo Photoshop CC

      ^^

      Eliminar
  9. Ohhh que lindo lugar y que lindas fotos has tomado, ahora me han dado ganas de visitarlo y la verdad es que a mi me gusta mucho el clima frío y lluvioso así que seguramente no tendría inconveniente con eso.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  10. Que precioso se ve *-*
    Mi sueño también es viajar a los países nórdicos, ojalá pronto.
    Me han encantado tus fotos, siempre son el mejor recuerdo.
    Me alegra que te la hayas pasado bien y pronto puedas visitar de nuevo aquellos rumbos, muchos saludos linda.

    ¡Nos estamos leyendo!

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! Las fotos son preciosas <3
    Me alegro que hayas disfrutado del viaje a pesar del tiempo!
    Un besito^^

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola! Me encantó completamente la entrada, no he ido a Oslo pero me encanta'ria conocerlo, parece ser una ciudad hermosa y tus fotos me encantaron, son todas preciosas ♥
    Me alegro que la hayas pasado tan lindo, que lástima que sea caro :/
    Saludos, nos leemos pronto :)

    ResponderEliminar
  13. Vaya, nunca he estado ahí pero me encantaría. Un besote :)

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola! Uyy, pero qué maravilloso. Me he enamorado de absolutamente todo lo que muestras, y también de tus fotos, están hermosas.
    Muchísimas gracias por compartirlas :D
    Me ha encantado la entrada, porque es mucho más personal a lo que subes normalmente, sigue haciendo entradas así!!

    ResponderEliminar
  15. ¡¡¡Qué envidia sana me das!!! Siempre he querido viajar allí y me ha encantado tu entrada y las fotos. Muchas gracias por compartirlo. ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué bonito todo! Noruega es un país que me llama mucho y espero poder ir algún día, aunque bueno, todos los países nórdicos me atraen bastante, igual que a ti.
    Yo en marzo estuve en Dinamarca (en Copenhague) y por lo que cuentas y tus fotos tienen muchas cosas en común. Lo primero que todo es carísimo, encima en Dinamarca no hay euro y es todo más caro aún al cambio.
    La verdad es que hay muchas fotos que me han recordado bastante a mi viaje, aunque creo que Oslo tiene más encanto que Copenhague, por lo que he visto en tus fotos.

    ¡Espero que hagas más entradas como esta! Que además te sigo en Instagram y me estaban encantando todas tus fotos del viaje *_*

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  17. Hola! Qué envidia sana! Que bonito todo! Me alegro mucho de que lo disfrutases! :)

    ResponderEliminar
  18. Qué preciosidaaad! Me alegro de que lo pasaras genial <3

    ResponderEliminar
  19. Me ha encantado esta entrada, las fotos son preciosas, y como has relatado todo lo hace una crónica perfecta del viaje, se nota que es una cuidad bonita, una pena que el tiempo no te acompañase más.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Madre mía... qué preciosidad de fotos!! Yo soy una loca de la fotografía (aunque no se me da tan bien como a ti, la verdad) y de los viajes, así que has mezclado dos cosas que son un peligro para mí.
    Todavía no he visitado Noruega, y es mi viaje pendiente, junto con Suecia y finlancia (Visité Copenhague y te lo recomiendo, es muy cuca), y ahora me has dejado con los dientes largos.
    Lo malo de estos países es el precio, como dices, de todo, así que lo voy postponiendo eternamente :(

    Ahora mismo te sigo por instagram!

    Besos!

    ResponderEliminar
  21. Me han encantado mucho las fotos, sobre todo la de los animales :D
    Me parece un lugar muy bonito ^^
    Un beso!

    ResponderEliminar
  22. Hola!!
    qué pasada!!!
    estoy contigo en que el ayuntamiento está sacado de una distopía...es horrible!!
    el Akershus Castle (o algo similar), me parece precioso
    y también la antigua estación de correo y el edificio de encima de esa foto
    y seguidamente...vaya fotos!!te han quedado realmente bonitas ;)
    Un saludo y me alegro de que lo hayas disfrutado tanto :D
    yeswecanreadtogether.blogspot.com

    ResponderEliminar
  23. ¡Holaa!
    Primero de todo.. haces unas fotos preciosas!! Me han encantado y también poder vivir tu viaje a través de ti =)
    Un besitoo

    ResponderEliminar
  24. Hermosas las fotos, y esos angulos que tomas n.n
    Que envidia de la buena poder viajar a Noruega n.n
    Que bueno que lo disfrutaras mucho n.n
    Besos!

    ResponderEliminar
  25. Que ciudad más preciosa, y que fotos más increíbles. Nunca lo había tenido entre mis destinos pero al ver tus fotos, me han entrado muchísimas ganas de ir. Como bien leiste, he estado en Amsterdam y también reseñaré el viaje muy pronto (digna de admirar estéticamente, como Oslo). Me alegra que te gustara tanto.

    Muakis!
    Elisa de http://pispajosmind.blogspot.com

    ResponderEliminar
  26. Que maravilla de entrada, me ha encantado.

    Por cierto, tienes nueva seguidora jejeje. Si lo deseas te veo en el mío

    Un saludazo Lou G de Gocce di Essenza BLOG

    ResponderEliminar
  27. Madre mía madre mía madre mía. PERO ¿POR QUÉ NO ME LLEVASTE CONTIGO?

    Vale, tampoco hemos hablado mucho ni nada (aunque por mí eso puede ir cambiando, creo que podríamos ser bff), pero YO SOY MUY MAJA Y QUIERO IR A OSLO.

    Qué fotos más bonitas, y qué entrada más guay e interesante. He muerto de amor y de envidia a la vez. Me alegro de que hayas disfrutado el viaje, y recuerda, al próximo me voy contigo <3

    Un abrazo gigante :)

    ResponderEliminar
  28. Pues la pingüina agradece a la coneja este pedazo de reportaje, no conozco Oslo, y visitarlo así, tan de cerca, es sublime.
    GRACIAS.
    besitos

    ResponderEliminar
  29. Qué pasada de fotos *-* Puse Oslo como segunda o tercera opción en el erasmus porque me encanta el frío y la nieve, aunque finalmente estuve en Belfast que lo había elegido primero (:

    Quiero ir algún díaaaaaaaa!!!

    ResponderEliminar